Construyendo ideas, tejiendo solidaridad

Septiembre – Zaragoza recibe riqueza social

0

“La Cooperación al Desarrollo aporta riqueza social, construye
sociedad civil y contribuye a la articulación de una sociedad
democrática avanzada y moderna”

Julio Martínez Lanzán. Técnico de Cooperación del Ayuntamiento de Zaragoza (jubilado)

Desde 2004 y hasta principios de 2020, cuando me jubilé, he trabajado como Técnico en el Programa de Cooperación al Desarrollo del Ayuntamiento de Zaragoza.
A lo largo de estos 16 años mi objetivo ha sido dar consistencia al trabajo de la Oficina de Cooperación al Desarrollo, mediante la dotación de un personal suficiente, la mejora de las herramientas administrativas, la apertura y evolución del Programa y, sobre todo, la creación de un clima de diálogo y colaboración con las entidades que participan en el programa.
Concebida como una política pública, la Cooperación al Desarrollo del Ayuntamiento de Zaragoza, que durante años ha sido, por volumen de recursos asignados, el segundo municipio del Estado, sólo puede entenderse desde la colaboración con las ONGD locales, sus iniciativas y demandas.
La Cooperación al Desarrollo se hace posible por la articulación de distintos actores instituciones y sociales, pero quiero destacar la importancia de la actividad de las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ONGD).
Son organizaciones (asociaciones o fundaciones) que cuentan con personas asociadas, con voluntariado y, en muchos casos, con profesionales, que canalizan la solidaridad de la ciudadanía zaragozana a través de multitud de proyectos de todo tipo que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas allá donde se necesita.
También realizan una tarea importante aquí, en Zaragoza: construyen ciudadanía solidaria, mediante campañas informativas y divulgativas, exposiciones, charlas y educación para la ciudadanía global a todos los niveles; y promueven la equidad y la inclusión.
Zaragoza cuenta con decenas de estas ONGD; solamente la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) agrupa a una cincuentena. Entre ellas hay una gran diversidad de tamaño, de origen, de especialización, de manera de actuar y aún de orientación ideológica, pero comparten un mismo objetivo: impulsar el Desarrollo Humano Sostenible.
La riqueza de las sociedades democráticas no se mide sólo por el PIB. La articulación de la Sociedad Civil es una herramienta de participación sociopolítica indispensable y de creación de riqueza democrática.
Las ONGD aportan riqueza social, construyen sociedad civil, contribuyen a la articulación de una sociedad democrática avanzada y moderna, impulsan una Zaragoza situada en el mundo globalizado, capaz de mirar más allá de sus estrechos límites, alineada con la Agenda 2030 y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Share.

Leave A Reply