Construyendo ideas, tejiendo solidaridad

Noviembre – Zaragoza recibe educación

0

“Ofrece oportunidades desde pequeños para canalizar la
solidaridad innata, conocer, vivenciar y ayudar a reflexionar”

Idoia Saiz, Educadora del PIEE del Pablo Gargallo. Hermanamientos educativos con Bolivia

«Nadie educa para la paz. La gente educa para la competencia y este es el principio de cualquier guerra. Cuando eduquemos en cooperación y solidaridad, ese día estaremos educando para la paz«. María Montessori
Hace más de 15 años que nos embarcamos en esta aventura, lo que empezó siendo un proyecto más de centro en el IES donde trabajo, se ha convertido a lo largo de estos años en un proyecto personal, una forma de mirar, pensar, sentir y en un empeño muy particular de transmitir.

Al fin a la cabo se trata de eso, como nos pasa con otras convicciones, de cambiar la mirada, deconstruirse para poder empezar de nuevo con otras bases que sostienen esa forma de ser particular y a veces contracorriente que tenemos las personas “convencidas”. Y de esto precisamente va esta reflexión; de convicciones y contracorrientes.

En general los y las jóvenes tienen un sentido de la Justicia altamente desarrollado, detectan a la legua lo que es injusto para ellos y ellas, y así lo hacen saber alto y claro; ¡Es injusto! ¡Tengo mis derechos!. Para ello trabajamos la competencia desde la etapa infantil: los medios, las familias, las redes, los/as profes…nos encargamos de transmitir desde chiquitines la importancia de hacer siempre lo que es mejor para ti, tus derechos individuales son muy importantes, puedes ser el o la mejor en lo tuyo, sólo tienes que quererlo y trabajar duro que el sistema te lo devolverá. Las personas de tu alrededor deben facilitarte este destino o retirarse.

Por el camino dejamos de trabajar la Justicia Social, la empatía y la solidaridad.
Como el feminismo (valor por excelencia que trabaja esto de dejar de lado tus privilegios por el bien común, de toda la sociedad) la cooperación internacional se trata de esto. Completamente convencida de que los y las jóvenes son solidarios/as por naturaleza, creo que hay que ofrecer oportunidades desde pequeños/as para canalizar esta solidaridad innata, conocer, facilitar, vivenciar y ayudar a reflexionar: ¿qué es lo que aporta (a mi y a mi entorno) colaborar y conocer a personas lejanas ?, ¿ qué es es un hermanamiento entre escuelas ?, ¿quiénes son esos/as que pueden ser algo parecido a un hermano/a , tan lejos, pero con tantas cosas en común conmigo? ,¿por qué tienen unas necesidades diferentes ? ,¿qué papel tenemos nosotras en esta estructura mundial?.
Interesante… pocos proyectos hay tan completos, que trabajen la educación como derecho inalienable , la solidaridad, la cooperación, el ecologismo, el consumo responsable, etc.

El día en el que la balanza se incline hacia una educación mas cooperativa, los hermanamientos escolares serán una herramienta clave para todos los colegios e institutos. Mientras, vamos poco a poco tejiendo redes, extendiendo convicciones y buscando apoyos.
Somos conscientes de que no vienen ( una vez más) buenos tiempos para la cooperación internacional. Mientras otros/as discuten si ahora es prioritario o no atender la comunicación con y las necesidades de nuestros referentes lejanos ¡con la que está cayendo!, yo digo SÍ, convencida de la necesidad de acompañar a estos chavales/as , libres y solidarios/as y contribuir así a una sociedad mas Justa y menos individualista.

Share.

Leave A Reply