Construyendo ideas, tejiendo solidaridad

Zaragoza es ya Ciudad por el Comercio Justo

1
  • El alcalde Pedro Santisteve y la vicealcaldesa Luisa Broto han recibido este reconocimiento para la ciudad de la mano de IDEAS.
  • Zaragoza recibe este título al cumplir con los cinco criterios establecidos a nivel internacional, un reconocimiento que valora un modelo de localidad que acerca los productos de Comercio Justo a la ciudadanía a través de las administraciones, comercios, empresas y el tejido asociativo.

Zaragoza, 11 de mayo de 2017.- Zaragoza es, desde hoy, una de las 18 ciudades españolas amigas del comercio justo. El título le ha sido concedido a la ciudad al cumplir con los cinco criterios establecidos a nivel internacional: aprobar una resolución a favor del comercio justo y del consumo de este tipo de productos por parte del Ayuntamiento, ofrecer productos de comercio justo en cafés, restaurantes y tiendas de la ciudad, compromiso del sector privado, organizaciones de la sociedad civil y comunidad educativa introduciendo este tipo de productos en su consumo interno, comunicación y sensibilización a la ciudadanía y la creación de un grupo de trabajo que coordine el programa.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha recibido este premio en nombre de la ciudad, en un acto en el que ha querido destacar, junto a la vicealcaldesa, el protagonismo del tejido de entidades sociales, empresariales y la sociedad civil que impulsa el comercio justo en Zaragoza. “Con un énfasis especial a la Federación Aragonesa de Solidaridad, como federación de ONG de Cooperación al Desarrollo y Colectivos de Solidaridad de ámbito aragonés, que son los que agrupan el esfuerzo de las entidades que se dedican al Comercio Justo”. El alcalde ha puesto en valor la larga trayectoria del movimiento del comercio justo en Zaragoza, ligada al movimiento asociativo y al interés de la sociedad zaragozana por colaborar en el desarrollo de los pueblos más desfavorecidos del sur.

Por su parte, la vicealcaldesa y consejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha señalado que este comercio, además de constituirse como una alternativa ecológica y respetuosa con el medio ambiente, se preocupa por productores, distribuidores y “los que están a uno y otro lado”, una política que está en sintonía con los planes del Ayuntamiento de Zaragoza, su apuesta por la inversión social y planes como el de la Lucha contra la Pobreza Infantil.

El Ayuntamiento de Zaragoza, a través de su área de cooperación al Desarrollo, ha financiado durante estos años proyectos de cooperación al desarrollo para trabajar el empoderamiento de comunidades productoras de Comercio Justo, así como proyectos de sensibilización de la sociedad zaragozana, para desarrollar actividades en centros escolares o para concienciar a la sociedad en general. En colaboración con el tejido asociativo de la ciudad se han promovido campañas en favor del Comercio Justo, el Consumo Responsable o la Compra Pública Responsable. “Una dilatada experiencia que pone hoy un broche de oro al compromiso de los zaragozanos y zaragozanas con el comercio justo, con este premio, un sonoro impulsó a seguir añadiendo hitos a esta larga historia”, ha destacado el alcalde.

El presidente de la FAS, Ricardo Álvarez, ha explicado que el comercio justo es “la más clara” de las políticas que se puedan aplicar a pequeña escala, mediante el consumo individual.

Asimismo, ha denunciado lo que ha denominado como “anticooperación”, que implica “quitar con una mano mucho más de lo que das con otra”, como se da cuando se instrumentaliza la cooperación mediante la inversión en infraestructuras en países en desarrollo que finalmente sirven para sacar los productos que extraen de allí las multinacionales. Frente a ello, ha defendido la coherencia y “dar con las dos manos”.

El presidente de IDEAS, Carlos Céspedes ha asegurado que el comercio justo ayuda a erradicar la pobreza y a distribuir mejor la riqueza y, por ello, ha instado a la ciudadanía a plantearse a la hora de consumir cómo ha llegado ese producto a su casa y cómo ha sido elaborado (en qué condiciones laborales, si se han respetado los Derechos Humanos, si ha habido explotación infantil, etc.).

En este sentido, ha insistido en que “la política también se hace consumiendo” y en la necesidad de instaurar en la sociedad un “consumo crítico”, a lo que también habría que añadir una “compra pública ética” por parte de las administraciones públicas, lo que ayudaría a que este tipo de comercio pudiera crear economías de escala y ser más competitivo.

CRITERIOS PARA OBTENER EL TÍTULO

Para conseguir este título que ostentan municipios como Madrid, Córdoba o Bilbao entre otros, la ciudad de Zaragoza ha tenido que cumplir cinco criterios:

  1. Aprobar una resolución a favor del Comercio Justo y del consumo de este tipo de productos por parte del Ayuntamiento. La Declaración de apoyo y compromiso institucional con la Compra Pública Ética y el Comercio Justo fue aprobada en pleno en el año 2009 y los datos recientes arrojan las siguientes cifras: la administración municipal ha realizado 14 contratos a través de un concurso público para los que se ha redactado un pliego técnico y administrativo y siete compras y contrataciones directas en los que se han considerado criterios de Comercio Justo.
  2. Ofrecer productos de Comercio Justo en cafés, restaurantes y tiendas de la ciudad. En Zaragoza existen al menos 46 puntos de venta donde se ofrecen productos de Comercio Justo y al menos 75 establecimientos de hostelería (cafeterías, máquinas de vending y restaurantes) cuentan con productos de Comercio Justo.
  3. Compromiso del sector privado, organizaciones de la sociedad civil y comunidad educativa introduciendo este tipo de productos en su consumo interno. Al menos siete organizaciones sociales, siete empresas y 12 centros educativos mantienen el compromiso de apoyar el Comercio Justo, consumen productos de forma habitual y/o favorecen un consumo responsable a través de campañas de sensibilización.
  4. Comunicación y sensibilización a la ciudadanía. En el último año se han realizado 25 acciones de comunicación y 41 actividades de sensibilización a diferentes sectores de la ciudad, empezando por la ciudadanía y siguiendo por la propia administración municipal, la comunidad educativa, las organizaciones de la sociedad civil y las asociaciones de consumo entre otras.
  5. Creación de un grupo de trabajo que coordine el programa. La ciudad de Zaragoza cuenta con un grupo de trabajo local desde enero de 2017 formado por ONG y el propio Ayuntamiento, al que paulatinamente se irán incorporando más actores.

Para visibilizar estos datos, se ha creado la web zaragozacomerciojusto.org. En ella se puede conocer dónde encontrar Comercio Justo en Zaragoza (cafeterías, bares, tiendas, restaurantes…), qué productos se ofertan (alimentación, artesanía, cosmética, hogar, juegos, ropa…), cómo participar (ya seas una persona, entidad, administración, tienda, bar…) y noticias y actividades de interés.

Comparte.

1 comentario

  1. Pingback: Día Mundial del Comercio Justo - Voluntariado internacional para el desarrollo la educación y la solidaridad

Deja un comentario