Construyendo ideas, tejiendo solidaridad

Ninguna de las grandes administraciones aragonesas alcanza el 0,7 % de ayuda al desarrollo

0

Las instituciones aragonesas solo aportan un 0,09% a cooperación

La valoración general es «muy negativa». La ayuda aragonesa al desarrollo en todas las instituciones sigue bastante por debajo del simbólico 0,7% anotado en la agenda internacional. Y a pesar de que en general tanto los presupuestos autonómicos como locales han experimentado un notable aumento en su apartado de gastos este no se refleja en las partidas dedicada a la cooperación con los países menos desarrollados.

Informe AOD 2016 en Cortes

La Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) presentó ayer su Informe sobre la cooperación descentralizada al desarrollo en Aragón, con datos del pasado año. Las cifras globales establecen que en el 2015, año de referencia en el texto al ser el último con datos cerrados de forma oficial, la comunidad destinó poco más de seis millones de euros (un 0,09% del total) a atender las necesidades de países como Nicaragua (que recibió el 13,07%) o Guatemala (con un 8,3%). América Latina sigue siendo el destino prioritario de la aportación, que también llega a países subsaharianos como la República Democrática del Congo, Senegal o Chad.

Desde el punto de vista de los aportes, son el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza los que realizan los mayores desembolsos. En términos globales la primera institución destina 2.200.000 euros a esta materia y la capital aragonesa 2.800.000. Cuando se piensa en el porcentaje respecto al presupuesto total es cuando Zaragoza se coloca en una clara primera posición aportando un 0,37% de sus fondos a las ayudas oficiales. Le siguen la Diputación de Huesca con un 0,33% quedando la DGA en un lejano 0,04%.

Comparando con los anteriores informes de la FAS, tanto el Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Zaragoza y los ayuntamientos de Huesca y Zaragoza han disminuido sus aportaciones respecto al año anterior. En el lado contrario están las diputaciones provinciales de Huesca y Teruel y el Ayuntamiento de Teruel, con un ligero aumento.

Conscientes de la situación económica actual, los responsables de las oenegés autonómicas reclaman que a través del vigente Plan Director de la Cooperación Aragonesa 2016-2019 se intente llegar a medio plazo al 0,35% de las ayudas, eso sí, sin olvidar a largo plazo el 0,7%.

Las entidades involucradas en la elaboración del informe consideraron que los representantes políticos deber dejar «de escudarse en la crisis» y «tomar conciencia de la situación de los pueblos más necesitados». Por este motivo creen que se tiene que modificar la concepción presupuestaria de que la ayuda al desarrollo es algo únicamente factible «en las buenas épocas».

La federación de oenegés también pone el foco en la transparencia a la hora de realizar las valoraciones de su informe. Por un lado destacan el buen papel que el Gobierno de Aragón está realizando en esta materia, especialmente a través del portal destinado a este efecto y gracias a la labor del Instituto Aragonés de Estadística. Y por otro lado detalla un tirón de orejas a instituciones locales y comarcas por la falta de claridad a la hora de aportar los datos del 2015 cuando comenzaron la redacción del texto el pasado mes de mayo. «La actuación de la mayoría de las instituciones deja mucho que desear», indican, para agregar que «de inicio», en la mayoría de ellas la respuesta es reconocer que nadie sabe quién lleva los trámites relacionados con esta materia. «Solo con la insistencia telefónica hemos obtenido respuesta», lamentan. En el lado contrario está la mejor visibilidad de las convocatorias públicas de ayudas.

«Las grandes promesas de cada año que se quedan en buenas y bonitas palabras»

Los portavoces de la Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS), Ricardo Álvarez y María Jesús Sanz, insistieron ayer ante los representantes de todos los partidos políticos que la ayuda al desarrollo tiene que ser algo concreto y urgente. «No avanzamos en las partidas presupuestarias», denuncian.

Para este año reclaman que salga adelante cuanto antes las cuentas del Gobierno de Aragón para evitar problemas en las transferencias que esperan las oenegés. De hecho, recuerdan que desde el 2010 estos aportes se han reducido en un 79%.

Álvarez también explicó que no se debe confundir la ayuda al desarrollo con la acción social en la comunidad. «Nos enfrentamos a tipos de pobreza muy diferente que no pueden mezclarse», indicó. Y pidió que en la agenda de los políticos debería escribirse la palabra «corresponsabilidad» a la hora de afrontar este tipo de cuestiones. «Es importante tener claro lo que podemos hacer con nuestra riqueza y establecer compromisos», detalló.

Los grupos políticos recogieron el guante a la espera de que se cierren los nuevos presupuestos y se observe hasta dónde llega el compromiso concreto en cada una de las instituciones de las que son responsables. Por parte del PSOE, Julia Vicente, indicó que «las disponibilidades presupuestarias no deberían ser impedimentos para realizar un esfuerzo en este sentido».

Desde el PP, Fernando Galve destacó en su intervención que es necesaria «la ayuda de todos para intentar poco a poco corregir la profunda desigualdad del mundo». En la misma línea se manifestó la diputada de Podemos, Marta Prades, la que defendió que es imposible dar soluciones sin una mirada empática. Además anunció que desde su formación enmendarán todas las partidas que puedan para aumentar la cooperación al desarrollo. «Necesitamos hechos acompañados de números», aseguró.

La diputada del PAR, Lucía Guillén, recordó que las cifras están «marcadas por la falta de compromiso». Y en la misma línea intervino el diputado de Ciudadanos, Jesús Sansó. «A veces nosotros no estamos a la altura», expresó, para calificar las cifras del informe como «vergonzantes» y «una bofetada que se debe asumir».

Desde el Grupo Mixto, Carmen Martínez (CHA) recordó que se ha recuperado bastante inversión «tras años sin políticas sociales». Y mostró su compromiso para trabajar en la mejora.

«Es hora de tomar conciencia»

Las oenegés agrupadas en las Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) reconocen y aplauden que todas las instituciones en la comunidad estén comprometidas en su lucha contra la injusticia y el sufrimiento, pero observan cómo aumentan los recortes año tras año. En el informe de este año explican, antes de exponer un pormenorizado listado de incumplimientos, que ya es hora «de que los políticos tomen conciencia de la situación y empiecen a cumplir» con su palabra. Los datos están basados en los presupuestos del 2015 aportados por los propios organismos públicos.

LA FAS ALERTA de que la falta de un compromiso autonómico con fechas concretas aceptados por la mayor parte de las administraciones públicas aragonesas con el compromiso de adoptar un 0,7% de sus presupuestos consolidados totales a la ayuda al desarrollo puede limitar el avance definitivo en esta materia.

LAS BAJAS CIFRAS dedicadas a cooperación para el desarrollo por la mayoría de las administraciones aragonesas también son un riesgo a corto plazo. Las instituciones sitúan su media en el 0,09% sobre su presupuesto total.

EL GOBIERNO DE ARAGÓN ha disminuido su aportación en el 2015 a un 0,04% de su presupuesto total (el año pasado fue el 0,05%).

LA DPH ha disminuido el porcentaje dedicado a sensibilización, pasando del 4% en el 2014 al 3,62% actual, quedando muy por debajo del 10% recomendado.

LA DIPUTACIÓN DE TERUEL no ha dedicado nada en el último ejercicio analizado a educación para el desarrollo y sensibilización. No es el primer año en el que esta partida queda a cero.

LA DPZ no presentó ninguna convocatoria de cooperación durante el 2015.

HUESCA ha reducido su porcentaje de presupuesto destinado a cooperar con los más desfavorecidos del 0,22% en el 2013 y el 2014 al 0,20% en el pasado 2015.

TERUEL solo ha aumentado «un triste 0,019%» su ayuda oficial al desarrollo con respecto al año 2014. La FAS recuerda que dedicó en el 2015 un 0,07% aunque quiere llegar, según lo recogido en su pacto contra la pobreza para países en vías de desarrollo, al 0,7% en el 2019. El reto parece complicado.

FALTA TRANSPARENCIA tanto en el Ayuntamiento de Teruel como en la Diputación Provincial de Teruel. Los dos organismos se caracterizan, según lo publicado por la FAS, por no ser transparentes en cuanto al dinero público que adjudican en materia de cooperación para el desarrollo. «Nunca publican la resolución de sus convocatorias de subvenciones, ni en el Boletín Oficial ni tampoco en algunas de sus páginas en interntet», recuerdan las oenegés autonómicas.

CALATAYUD no dedica fondos al desarrollo desde el 2015. «Creemos que no es justificable la actuación de los gobernantes de la cuarta ciudad con más población de Aragón», aseguran.

LA EXPRESIÓN tercer mundo aparece todavía en el título de algunas convocatorias y bases reguladoras de cooperación en los textos de los ayuntamientos de Andorra, Binéfar y Jaca. También en la comarca de Andorra-Sierra de Arcos y en la Diputación Provincial de Teruel. La FAS recomienda que esta locución sea sustituida por otros términos como ayudas en materia de cooperación para el desarrollo o, simplemente, ayudas en materia de cooperación internacional, que utilizan otras administraciones públicas.

EL CRITERIO de algunas administraciones para definir quiénes reciben fondos suele estar anticuado. La FAS alerta de que muchas de ellas parecen basar su resolución en el reparto equitativo entre las entidades solicitantes, un criterio que para los técnicos que han redactado el informe «nada tiene que ver con los fines de la cooperación y que provoca financiamientos parciales que comprometen la viabilidad económica de determinados proyectos, repercutiendo en su calidad y limitando su impacto». Las entidades recuerdan que desde hace años han pedido que se mejores este sistema ya que es una forma sencilla de «mejorar la calidad de la ayuda» y de que se financien los proyectos con una subvención equivalente a la totalidad de lo solicitado, «aunque la aplicación de este criterio suponga atender a un menor número de proyectos».

FALTA TRANSPARENCIA en un gran número de administraciones públicas para colaborar en la redacción del informe anual que presentan ante las autoridades. La FAS reclama más atención y un verdadero interés en colaborar.

Fuente: El Periódico de Aragón

Comparte.

Deja un comentario